Desde tiendas minoristas hasta restaurantes, hoteles y oficinas, el interiorismo comercial juega un papel crucial en la experiencia del cliente y la percepción de una marca. Es una disciplina que fusiona creatividad, funcionalidad y estrategia para diseñar ambientes que cautiven, inspiren y, lo más importante, impulsen el éxito del negocio. ¿Quieres conocer sus claves? Te las contamos.

¿Qué es el diseño de interiores comercial?

El diseño de interiores comerciales es una rama especializada del interiorismo que se centra en la planificación y creación de espacios destinados a actividades comerciales y empresariales.

A diferencia del diseño residencial, que se enfoca en satisfacer las necesidades y gustos personales de los residentes, este se basa en los objetivos de venta y la experiencia del cliente.

Por ello, hay que tener en cuenta la:

  • Experiencia del cliente: el equipo de diseño debe comprender las necesidades y expectativas del cliente y crear espacios que proporcionen una experiencia agradable y memorable. Esto incluye la disposición del mobiliario, la iluminación, la música ambiental, entre otros aspectos, que influyen en cómo se siente y se comporta dentro del establecimiento.
  • Identidad de la marca: se debe reflejar la identidad y los valores de la marca. Desde la selección de colores y materiales hasta la exhibición de elementos visuales y gráficos, todo tiene que estar alineado para crear coherencia y reforzar la conexión emocional con los clientes.
  • Funcionalidad: los espacios comerciales deben ser funcionales y eficientes para las operaciones comerciales. Los diseñadores deben tener en cuenta la disposición del mobiliario, el flujo de tráfico, la accesibilidad para personas con discapacidad, los requisitos de almacenamiento y exhibición de productos, entre otros aspectos, para garantizar que el espacio cumpla con sus funciones comerciales.
  • Normativas y regulaciones: se debe tener un buen conocimiento de las normativas y regulaciones locales y sectoriales relacionadas con la seguridad, accesibilidad, zonificación, licencias y otros aspectos que afectan al diseño y la construcción de los espacios.
  • Tendencias y tecnología: los diseñadores deben mantenerse al tanto de las últimas tendencias en diseño de interiores comerciales y las nuevas tecnologías que pueden mejorar la experiencia del cliente y la eficiencia operativa. Esto incluye el uso de aplicaciones interactivas, sistemas de iluminación inteligente, materiales sostenibles…

Fases de un proyecto de interiorismo comercial

  1. Investigación y análisis: comprender los objetivos del cliente, las necesidades del negocio y las características del espacio. Los diseñadores llevan a cabo investigaciones de mercado, análisis de la competencia y evaluaciones del sitio para recopilar información relevante. También se identifican los requisitos legales y regulatorios que afectan al proyecto.
  2. Conceptualización y diseño preliminar: se desarrollan conceptos iniciales y propuestas de diseño basadas en la información recopilada durante la fase de investigación. Se crean bocetos, diagramas y representaciones visuales hasta llegar a un concepto final.
  3. Desarrollo del diseño: una vez aprobado el diseño, se elaboran los detalles y especificaciones del proyecto. Esto incluye la selección de materiales, acabados, mobiliario, iluminación y otros elementos decorativos. Los diseñadores crean planos detallados, renderizaciones y modelos en 3D para visualizar el diseño final y facilitar la comunicación con el cliente y los contratistas.
  4. Documentación y preparación de planos: se elaboran los documentos técnicos necesarios para la ejecución del proyecto. Esto incluye planos arquitectónicos, de diseño interior y de iluminación, detalles constructivos, especificaciones de materiales y listas de mobiliario y equipamiento.
  5. Licitación y selección de contratistas: se solicitan cotizaciones a contratistas y proveedores de servicios. Los diseñadores revisan las propuestas y seleccionan al equipo de construcción adecuado para llevar a cabo el proyecto.
  6. Construcción e implementación: de los elementos del diseño interior. Los diseñadores supervisan el progreso de la construcción, gestionan los cambios necesarios y aseguran que se cumplan los estándares de calidad y seguridad.
  7. Instalación de mobiliario y decoración: según lo planificado en el diseño. Los diseñadores coordinan la entrega y la instalación de los elementos, asegurándose de que todo esté en su lugar y funcione correctamente.
  8. Finalización y entrega: se lleva a cabo una inspección final para verificar que el trabajo se haya completado según lo acordado y que se cumplan los estándares de calidad.

Tendencias de interiorismo comercial en 2024

  • Sostenibilidad y responsabilidad ambiental: con una creciente conciencia sobre el impacto ambiental de nuestras acciones, se prioriza cada vez más la sostenibilidad. Esto incluye el uso de materiales reciclados o renovables, la implementación de prácticas de construcción ecoamigables y la integración de tecnologías de eficiencia energética.
  • Tecnología integrada: con un enfoque en la aplicación de soluciones tecnológicas para mejorar la experiencia del cliente. Esto puede incluir sistemas de iluminación inteligente, realidad aumentada para experiencias de compra interactivas, y tecnología de pago sin contacto para una experiencia de compra más fluida.
  • Diseño flexible y modular: los espacios comerciales se diseñan para diferentes usos o configuraciones, permitiendo una mayor versatilidad y eficiencia en el uso del espacio.
  • Estilos minimalistas y funcionales: este enfoque se alinea con la tendencia hacia la simplicidad y la funcionalidad, creando espacios que son a la vez estéticos y prácticos.
  • Experiencias inmersivas y sensoriales: con el objetivo de ofrecer experiencias únicas y memorables. Esto incluye el uso de iluminación dinámica, fragancias personalizadas, música ambiental y otras técnicas para estimular los sentidos y crear una atmósfera envolvente.
  • Personalización y co-creación: en un esfuerzo por conectar de manera más profunda con los clientes, los espacios comerciales ofrecen experiencias más personalizadas y participativas. Esto puede incluir la creación de espacios interactivos donde los clientes puedan personalizar productos, participar en actividades de co-creación o interactuar con la marca de manera más directa.
  • Conexión con la naturaleza: que seguirá siendo una tendencia importante en 2024. Se espera que los espacios comerciales incorporen elementos como plantas, materiales naturales y luz natural, para crear entornos que promuevan el bienestar y la conexión con el medio ambiente.

Interiorismo comercial en Bilbao-Bizkaia

¿Tienes un proyecto en marcha y buscas un equipo o diseñador de interiorismo comercial que te ayude a potenciar tu marca? Puedes ver nuestros trabajos de diseño de interiores en comercios y contactar con nosotros aquí.